Qué és

El mieloma múltiple es un cáncer que se origina en células conocidas bajo el nombre de plasmocitos o células plasmáticas que se encuentran en un tejido localizado en el interior de los huesos, llamado médula ósea1. Los plasmocitos son un tipo de glóbulo blanco que se encargan de producir anticuerpos que resultan de gran importancia para mantener la inmunidad. En el mieloma múltiple, mediante una serie de pasos complejos, los plasmocitos sanos se convierten en las células malignas. Estas células se acumulan en la médula ósea y se multiplican sin control. Esto puede dañar el hueso y los riñones¹. Cuando se diagnostica de forma temprana, la enfermedad puede tener una buena evolución con los medicamentos actuales, como la lenalidomida.²

 

Los síndromes mielodisplásicos (SMD) son un grupo de enfermedades en las cuales la médula ósea es incapaz de producir glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas normales. Los pacientes pueden experimentar una variedad de signos y síntomas entre los que están un recuento bajo de glóbulos rojos (anemia), la necesidad de transfusión de sangre y el riesgo de infección. Algunos de los pacientes que necesitan transfusiones de sangre periódicamente se caracterizan por tener una anomalía de las células de la médula ósea llamada “anomalía citogenética de deleción 5q aislada”.

 


Los sintomas

Los síntomas del mieloma múltiple pueden variar entre las distintas personas e incluso pueden estar ausentes en las primeras etapas de la enfermedad o ser inespecíficos y difíciles de reconocer¹. Sin embargo, los avances en las opciones de tratamiento permiten tanto prevenir como manejar las distintas manifestaciones.

Por otra parte, el síndrome mielodisplásico con deleción 5q provoca manifestaciones por deficiencia de glóbulos blancos y rojos, siendo la más importante la necesidad de transfusiones repetidas por la anemia persistente.³

Asimismo, el linfoma de células del manto provoca también síntomas por deficiencia de ambos tipos de glóbulos, en especial infecciones a repetición que pueden poner en peligro la vida del paciente.4

 


El tratamiento

Gracias a los avances científicos de los últimos años, se dispone actualmente de distintas estrategias para el tratamiento del mieloma múltiple, los SMD y los linfomas, incluido el de células del manto. Estas opciones pueden indicarse por separado o en combinación, dependiendo de condiciones propias de la enfermedad (factores genéticos, grado de progresión) y de cada paciente individual (edad, tratamientos previos, estado general).4
Dado que no existe un tratamiento único y estandarizado, son usted y su médico quienes elegirán juntos la mejor opción.

Referencias

1. Multiple Myeloma Research Foundation, 2012

2. González Rodríguez, 2011

3. Palumbo, 2012

4. Goy, 2013

5. Chen, 2016

6. García-Sanz, 2007


El Programa


Para descargar el Guía informativo de soporte a los pacientes con prescripción para el uso del medicamiento de Teva para el tratamiento de Mieloma Múltiple y los síndromes mielodisplásicos, haga click aquí.