El Programa

Miedo, dudas e incertidumbres son algunos de los sentimientos comúnmente enfrentados por los pacientes y familiares después del diagnóstico de Esclerosis Múltiple o Síndrome Desmielinizante Aislado.

En 1997 se creó el Programa Soluciones Compartidas, formado por un equipo altamente capacitado con una amplia trayectoria en el manejo de pacientes con enfermedades crónicas, con el propósito de mejorar la calidad de vida de los pacientes a través de educación en salud.

En 2018 Soluciones Compartidas se transformó en TevaCuidar. Un nuevo nombre basado en lo que mejor hacemos: cuidar de las personas.

El objetivo de TevaCuidar para los pacientes  con Esclerosis Múltiple es orientar al usuario del inmunomodulador de Teva sobre el uso correcto del medicamento y dar el soporte necesario durante el tratamiento, involucrando a sus familiares y profesionales de salud, sin interferir en la  indicación médica.

Además, trabajamos activamente para profundizar el conocimiento sobre el impacto físico y emocional que la EM genera en la realidad de cada paciente y su entorno.

Estamos aquí para ayudarte. Sólo tenes que ponerte en contacto para recibir el soporte, y podes hacerlo a través de:

Línea gratuita: 0800-333-2201

Whatsapp: 011-5007-6118

Email: Tevacuidar@teva.com.ar


Los beneficios

Al inscribirte en TevaCuidar – Esclerosis Múltiple , contaras con un equipo especializado que proporcionará educación continua sobre  tu tratamiento con el inmunomodulador de Teva, cuidado de la piel y manejo de posibles eventos adversos. Este equipo estará disponible para discutir tus experiencias, necesidades y proporcionar información sobre cómo convivir con Esclerosis Múltiple:

  • Línea de acceso telefónico gratuito para todo el terrotorio argentino, que funciona de lunes a viernes de 8 a 17 hs;
  • Un servicio de consulta telefónica confidencial con enfermeras y trabajadora social;
  • Kit de aplicación y material de apoyo relacionado específicamente al tratamiento;
  • Educación sobre la técnica de aplicación y sobre el manejo de posibles eventos adversos;
  • Asesoramiento para lograr la cobertura del tratamiento por parte de tu sistema de salud.

 

** Teva se reserva el derecho de modificar o suspender cualquier artículo disponible en el servicio.


Qué es la EM

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica, inflamatoria y de probable origen autoinmune, que afecta al sistema nervioso central. Comúnmente afecta a jóvenes adultos entre 20 y 40 años, pero puede afectar a niños y ancianos. Las mujeres tienen dos veces más probabilidades de presentar esclerosis múltiple que los hombres.

La esclerosis múltiple se caracteriza por inflamaciones provocadas por el ataque del sistema inmunológico del paciente a la vaina de mielina que envuelve el axón, una de las tres partes que forman la neurona (junto con el cuerpo celular y las dendritas) y que actúa en la transmisión de los impulsos nerviosos de las células. El proceso de desmielinización no es uniforme; de vez en cuando pueden ocurrir focos de inflamación en diferentes regiones del sistema nervioso central, localizados principalmente en áreas motoras y sensoriales.

Su causa aún permanece en estudio, pues aún no existen definiciones o certezas sobre su origen. Las teorías más recientes sugieren que la esclerosis múltiple se origina a partir de varios factores diferentes combinados, tales como la predisposición del individuo y el ambiente en que vive (presencia de bacterias y virus, exposición a la luz solar y parasitosis).

Es importante recordar que no se trata de una enfermedad contagiosa. Por lo tanto, la convivencia social debe ser mantenida en todas las esferas.


El diagnóstico

El diagnóstico de esclerosis múltiple puede ser difícil, ya que los síntomas son variables. No siempre el primer médico buscado es el neurólogo, ya que algunos síntomas iniciales pueden asemejarse a alteraciones que no son neurológicas.

El diagnóstico es básicamente clínico y suele ser complementado por exámenes como la resonancia magnética y el examen de liquor. Puede ser, sin embargo, que el médico pida varios exámenes para excluir otras condiciones que pueden tener signos y síntomas similares.


El tratamiento


Hasta hace poco, el tratamiento de la esclerosis múltiple se restringía exclusivamente a tratar las complicaciones generadas por la enfermedad, utilizando corticoides durante los episodios de brotes. Sin embargo, en los últimos años ese escenario se modificó, pues el uso de inmunomoduladores amplió los horizontes de la esclerosis múltiple, indicando nuevos rumbos y objetivos para su tratamiento.

Aunque no hay cura definitiva, con el tratamiento adecuado es posible mantener la enfermedad estabilizada, reduciendo la posibilidad de brotes, retardando la progresión de la enfermedad y garantizando al paciente una mejor calidad de vida.